Ir al contenido principal

Referencia y deixis

 Imaginemos que encontramos un papel en el suelo con el texto que aparece en (9):
  • (9) Te espero mañana donde siempre



Como hablantes nativos del español, conocemos todas las palabras que aparecen en ese mensaje y somos capaces de caracterizar su significado sin especiales dificultades. Aun así, fuera de todo contexto o situación, nos veremos obligados a admitir que no sabemos a qué se refiere el mensaje ni cuáles pueden ser sus implicaciones. Y es que, para poderlo dotar de todo su contenido, nos falta información, al menos, sobre los siguientes aspectos:
  1. ¿Quién es el yo que promete esperar?
  2. ¿A quién va dirigido el mensaje?
  3. ¿Cuándo es mañana?
  4. ¿Dónde es donde siempre?
Sin conocer todos esos datos, no podemos decir que estemos en condiciones de interpretar el mensaje hasta sus últimas consecuencias.
(de "La pragmática", de  M. V. Escandell)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Primer tema: Ferdinand de Saussure (1857 – 1913)

En las primeras clases recorremos los aspectos principales de la teoría de Ferdinand de Saussure.
Bibliografía: los capítulos del Curso de Lingüística General de Saussure incluidos en el cuadernillo.

Si les interesa, el libro de Saussure (completo) está aquí.

Deícticos

"Proponemos, pues, para los deícticos la siguiente definición: los deícticos son las unidades lingüisticas cuyo funcionamiento semántico-referencial (selección en la codificación, interpretación en la decodificación) implica tomar en consideración algunos de los elementos constitutivos de la situación de comunicación, a saber:
- el papel que desempeñan los actantes del enunciado en el proceso de la enunciación.
- la situación espacio-temporal del locutor y, eventualmente, del alocutario."
(Kerbrat-Orecchioni, "La enunciación")

Ferdinand de Saussure

Dice Saussure: "Se puede, pues, concebir una ciencia que estudie la vida de los signos en el seno de la vida social. Tal ciencia sería parte de la psicología social, y por consiguiente de la psicología general. Nosotros la llamaremos semiología (del griego sēmeîon 'signo'). Ella nos enseñará en qué consisten los signos y cuáles son las leyes que los gobiernan. Puesto que todavía no existe, no se puede decir qué es lo que ella será; pero tiene derecho a la existencia, y su lugar está determinado de antemano. La lingüística no es más que una parte de esta ciencia general. Las leyes que la semiología descubra serán aplicables a la lingüística, y así es como la lingüística se encontrará ligada a un dominio bien definido en el conjunto de los hechos humanos."